Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 5 de diciembre de 2016

Bertolucci reconoce que engañó a María Schneider en fuerte escena de 'El último tango en París'

La secuencia de violación más célebre del séptimo arte fue real y consensuada entre el director de la película y el protagonista Marlon Brando, a espaldas de la actriz María Schneider.

Han pasado tres años desde que el director italiano, Bernardo Bertolucci, admitió en público - en una conferencia en la Cinemateca francesa- que él y Marlon Brando engañaron a la actriz María Schneider en la película "Último Tango en París", en una de las escenas más famosas e impactantes del cine.      

Sin siquiera ruborizarse el realizador italiano aseguró que la violación no fue consensuada con la actriz francesa, en ese entonces de 19 años. Schneider no tenía idea de los planes que director y actor habían pensado para dar mayor realismo a ese momento en el que Brando usa mantequilla como lubricante para sodomizar a la intérprete.

"Fui horrible con María porque no le dije lo que iba a pasar. No me arrepiento pero si me siento culpable", confesó Bertolucci. "Quería que María sintiera, no actuara la rabia y la humillación. Por eso me ha odiado toda su vida", lamenta. El director y la actriz no se volvieron a ver nunca más después del rodaje. María tuvo una vida marcada por las drogas, intentos de suicidio e internamientos en psiquiátricos.

"El voyeurismo es también un sistema de pensamiento", resumió el director el polémico filme el pasado mes de octubre en el Festival de Cine de Roma. Allí contó que antes de ofrecerle el papel a Brando hizo lo propio con Jean-Paul Belmondo y Alain Delon: el primero lo rechazó "porque dijo que era obsceno"; el segundo no quiso participar como actor pero se ofreció a producir el filme.

Tal revelación ha generado indignación en las redes sociales entre los actores y actrices de Hollywood que han criticado a Bertolucci. Algunos piden que le sean arrebatados todos los premios y otros hablan incluso de que debería ir a la cárcel por ello. Esto último es improbable ya que han pasado 44 años desde el rodaje y por tanto la legislación da por prescrito el presunto delito sexual. Además la avanzada edad del cineasta jugaría a su favor en un juicio.

La actriz Jessica Chastain ha sido una de las más duras contra el director en las redes sociales.

 

SEGUIR LEYENDO