Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de mayo de 2017

Astrónomos detectan una nueva señal de radio con origen totalmente desconocido

El estudio, publicado por arXiv, tiene como primera autora a Emily Petroff, del Instituto Holandés de Radioastronomía.

¿Existe vida en otros planetas? Una de las interrogantes más grandes en la historia de la humanidad no ha podido ser respondida con certeza pese a que el debate se traspasa de generación en generación.

De hecho, las posbilidades y estudios técnicos se limitan principalmente a los esfuerzos por la detección de señales que pueden, de una u otra forma, derivar en la evidencia de "inteligencia" más allá de nuestro Sistema Solar.

Al parecer, un posible nuevo avance ha quedado expuesto gracias a un estudio publicado por arXiv, que tiene como primera autora a Emily Petroff, integrante del Instituto Holandés de Radioastronomía.

Se trata de la detección de una nueva explosión de radio rápida (FRB), la cual ha significado intentos vanos por identificar su origen. Se trata de una explosión extremadamente corta de fuertes ondas de radio que provienen del espacio, pero que los científicos no logran precisar qué las produce, informa ABC de España.

"Lo que hizo única la detección de FRB 150215 fue que varios equipos estuvieron preparados para dirigir hasta once telescopios hacia los puntos de origen de la FRB poco después de que fuese detectada. Por desgracia, ninguno de ellos pudo detectar nada que pudiera identificar su causa, o cuándo se produjo exactamente", señalan.

"Además, los datos después de Análisis de los telescopios de seguimiento, los investigadores encontraron que la FRB había tomado un camino interesante a través de la Vía Láctea para hacer su camino hacia nosotros, un agujero de una clase, que antes de la detección de la FRB, era desconocido. Así, a pesar de no aprender nada nuevo acerca de la fuente de las FRB en general, el equipo ha aprendido algo nuevo acerca de nuestra galaxia", agregan.

Este hecho marca la detección número 22° de FRB hasta la fecha, sin embargo, ninguna de las cuales tiene fuentes identificables. Por supuesto, la misteriosa naturaleza de las FRB lleva a especulaciones que incluson alcanzan versiones de una supernova hasta una señal inteligente de comunicaciones extraterrestres. ¿Cuál será la respuesta?

SEGUIR LEYENDO