Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 29 de septiembre de 2018

Arzobispado se disculpa por polémico manual que prohibía a sacerdotes dormir con menores

El organismo había publicado un documento que establecía reglas para evitar abusos.

Un comunicado oficial para pedir disculpas debió emitir el Arzobispado de Santiago tras la polémica que generó el contenido de un manual para prevenir el abuso sexual de parte de sacerdotes.

El documento que entraría en vigencia en abril del próximo año, pero que fue eliminado de su sitio web, llevaba como título "Orientaciones que fomentan el Buen Trato y la Sana Convivencia Pastoral" y entregaba una serie de recomendaciones a los miembros del clero respecto a las formas "inapropiadas de expresar afecto y cercanía".

Algunas de estas formas eran explicadas en el instructivo como "dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales", dar "abrazos demasiado apretados", "recostarse o dormir junto a niños, niñas y adolescentes" o "besar en la boca".

Tras las críticas que recibió el documento, el organismo declaró en su sitio web que "se trata de un instrumento de trabajo hecho según estándares internacionales, que tiene plazo de seis meses para perfeccionarse con toda la comunidad eclesial" y agregó que "se corregirán ciertos contenidos que fueron traducidos en forma literal y que no son adecuados, o que se prestan para interpretaciones incorrectas. Presentamos las disculpas del caso y publicaremos una nueva versión en el más breve plazo".

Algunas de las prohibiciones presentes en el instructivo son:

- Cualquiera expresión de afecto que el niño no acepta y rechaza. Abrazos demasiado apretados.

- Dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales.

- Recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes. Dar masajes. Luchar o realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada. Abrazar por detrás.

- Besar en la boca a los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables.

- Regalar dinero u otros objetos de valor a menores, adolescentes o personas vulnerables, a menos que se haga con justa causa y con el conocimiento y consentimiento de padres.

- Transportarlos en vehículo sin presencia de otro adulto.

- Violar la privacidad, mirando o sacando fotos mientras los niños o adolescentes estén desnudos, se visten o se duchan.

- Cualquier material sexualmente explícito o pornográfico es absolutamente inadmisible.

- El personal de Iglesia de Santiago no debe comunicarse con menores de edad o personas vulnerables (que no sean parientes) usando medios electrónicos, excepto como parte de sus responsabilidades del servicio realizado o del ministerio.

- El personal de la Iglesia de Santiago no debe hacer comentarios que sean o puedan ser interpretados como coercitivos, amenazantes, intimidantes, vergonzosos, peyorativos, degradantes o humillantes.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Acoso Iglesia Católica Niños