Click acá para ir directamente al contenido

Martes 26 de septiembre de 2017

Arabia Saudita elimina norma y ya no será pecado que mujeres conduzcan automóviles

El rey Salmán bin Abdulaziz emitió una orden para permitirles obtener licencias. Hasta ahora la ley estipulaba que manejar un vehículo podía inducir a las mujeres al pecado.

Hoy es un día histórico para las mujeres en Arabia Saudita. Esto porque tras la publicación de un decreto real por el rey Salmán bin Abdulaziz, las mujeres podrán manejar por las calles saudíes, según informó la agencia de prensa oficial SPA. 

La autoridad real ordenó "que se permita la concesión del permiso de conducir a las mujeres en Arabia Saudita", afirma el texto que dejó sin sanción que las mujeres pudieran conducir, echando por tierra la particular norma que sólo existía en Arabia Saudita, único país en el mundo que prohibía esta acción.

La ley está basada en un edicto religioso que dice que la conducción femenina "podría eventualmente conducir al pecado".

Este es un gran logro para las activistas saudíes que durante años venían pidiendo el cambio de la norma. En 2013 varias mujeres desafiaron la ley religiosa y se unieron a una campaña organizada por activistas para terminar con esa prohibición. Contraviniendo el edicto, se fotografiaron y grabaron manejando vehículos en las calles, imágenes que publicaron en las redes sociales.

Imagen foto_00000001

Aquella vez fueron detenidas 16 infractoras por violar la norma y tuvieron que pagar - cada una de ellas- 80 dólares como multa.  

Un día después, la policía de ese país informaba que había multado a 16 infractoras por violar la norma. El coronel Fawaz al-Miman, vocero de la policía en la capital, Riad, dijo entonces que cada una de ellas debería pagar unos 80 dólares como multa junto al compromiso firmado de no volver a conducir y que un pariente masculino debía prometer que no se le proporcionarían llaves de ningún tipo de vehículo.

Hoy el cambio es real y se enmarca dentro de las diversas reformas que Riad plantea para sus habitantes de aquí al 2030.

SEGUIR LEYENDO