Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 25 de febrero de 2018

Alejandra Azcárate tras su presentación en Viña 2018: "Venía preparada para lo peor"

La comediante colombiana se llevó ambas gaviotas y confesó que estaba completamente poseída por el pánico. "Sólo había tenido tanto miedo en mi vida cuando me casé", aseguró.

Alejandra Azcárate era una completa incógnita para la gran mayoría de los chilenos. Sin embargo su humor supo ganarse las risas del público de la Quinta Vergara y se llevó ambas gaviotas en su participación en esta quinta noche del Festival de Viña del Mar.

Si bien el comienzo de su show incomodó a muchos, debido a su particular entrada - sumado a una especie de explicaciones sobre el tipo de humor que desarrollaría -, de a poco tomó fuerza haciendo reír de buena gana. En conferencia de prensa se sinceró y comentó que al momento de entrar al escenario "estaba completamente poseída por el pánico. Sólo había tenido tanto miedo en mi vida cuando me casé", afirmó.  

"No me acuerdo de nada, tengo que ser honesta", señaló Ascárate ante la pregunta de un periodista que abordó la incomodidad de los primeros minutos de su presentación. "Quise iniciar con ese gesto de gratitud, sentí Este era un escenario para mi inimaginable. Vi el Festival desde niña, pero nunca pensé que lo lograría", aseguró.

"Debo confesar que venía preparada para lo peor. La gente cercana me decía crea en usted, pero es difícil verlo hasta que lo logras", expresó la colombiana feliz de haber obtenido éxito con una rutina que no cambió tanto más a lo que presenta en los demás escenario de Colombia y Latinoamérica. 

Un momento que sacó carcajadas en su rutina fue la mención que hizo al animador de Chilevisión, Julio César Rodríguez. En su conversación con los periodistas confesó que fue Pablo Morales, productor del Festival de Viña del Mar, quien le contó del historial del animador y le pareció perfecto para su inclusión. "En Colombia nombró a mi esposo, Miguel Jaramillo, pero acá nadie lo hubiese entendido", indicó. 

"Lo que más feliz me hace es que pude conectar con el público chileno", dijo la también modelo y periodista. "Acepté 2 ó 3 modismos. Pero me quedé con el material como era porque era una carta que quería jugarme Fue un lenguaje universal, la gente lo comprendió", finalizó la comediante que logró el peak de rating de la noche con 36 puntos promedio.

SEGUIR LEYENDO