Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 27 de octubre de 2016

Adiós a las "chauchas": Desaparecerán las monedas de 1 y 5 pesos

Dentro de un año el Banco Central comenzará un proceso gradual de retiro de las monedas de $1 y $5 en circulación.

Si bien para mucha gente las monedas de $1 y $5 son un problema, para muchos otros son la salvación cuando el dinero no está de su lado. Ya sea en una caja o una botella las denominadas "chauchas" ayudan en los momentos más inesperados aún cuando cada vez es más difícil encontrarlas en el uso diario. 

Pues bien, ahora esto será mucho más dificil y desde el 26 de octubre de 2017 el estatus de las chauchas pasará a ser de colección. Porque sí, tal como lees, las clásicas monedas de $1 y $5 dejarán de circular.  

La determinación se respaldó en una serie de estudios que demostraron la escasa utilidad que los chilenos otorgan a estas monedas, percepción que también se extiende a las empresas y comercios.

Dentro de un año, entonces, el Banco Central iniciará un proceso gradual de retiro de las monedas de $1 y $5 en circulación, sin que ellas pierdan su poder liberatorio o el valor que tienen para realizar transacciones, por lo que podrán continuar siendo aceptadas en los comercios o entidades bancarias.

La información fue publicada en el Diario Oficial, especificando la Ley N° 20.956, que busca impulsar la productividad en conjunto con un mecanismo de redondeo para pagos en efectivo que terminen en dígitos entre 1 y 9.

Imagen foto_00000016

Alto costo de producción

Durante los últimos cinco años el costo promedio de la producción de una moneda de $1 es de $6. Para la moneda de $5 este costo promedio incluso llega a los $17 por unidad. La estimación del Banco Central es que de continuar produciendo estas monedas, debería destinar unos USD60 millones en los próximos 20 años, sin considerar los montos asociados a temas logísticos.

Redondeo de precios

Un año después de la promulgación de esta Ley -y para facilitar los pagos en efectivo- entrará en vigencia un mecanismo de redondeo de precios, que autoriza para el caso de los pagos en efectivo que las cuentas finales iguales o inferiores a $5, se redondeen hacia abajo; mientras que las iguales o superiores a $6, se redondeen hacia arriba.

Por ejemplo, si el precio final a pagar en efectivo termina en 1, 2, 3, 4, ó 5 pesos, el pago se ajustará a la decena inferior, es decir, a 0; en tanto que si el saldo final asociado a un pago en efectivo termina en 6, 7, 8 ó 9, deberá aumentarse a la decena superior, es decir a 10.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Banco Central