Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 2 de junio de 2022

Kate Bush accedió a que "Running up that hill" apareciera en "Stranger things" porque es fan de la serie

Kate Bush en Stranger Things de Netflix.

La supervisora musical, Nora Felder, contó con detalles cómo el éxito de 1985 de la artista británica logró sonar en la serie de Netflix.

La canción "Running up that hill" de Kate Bush reventó en los rankings de popularidad de las plataformas de streaming después que un extracto apareciera en una escena de la serie "Stranger things" de Netflix.

Durante la cuarta temporada de la serial, el tema del disco "Hounds of love" retrata el miedo y la soledad del personaje de Max -interpretada por Saddie Sink- tras la muerte de su hermano mayor Billy.

Y fuera de la pantalla, la manera en la que llegó el hit a convertirse en uno de los puntos altos de la banda sonora de "Stranger things 4" tuvo su propia historia.

La supervisora musical, Nora Felder, contó con lujo de detalles el proceso en entrevista con Variety. De acuerdo a la profesional, los hermanos Duffer -creadores de la serie- le dieron libertad creativa para elegir las canciones.

"Cada una de las posibles ubicaciones de canciones en los guiones iniciales se etiquetó con el marcador de posición, 'Canción TBD Max'. A partir de ahí, hice un esfuerzo por alinearme internamente con lo que los Duffer sentían que eran los elementos más importantes necesarios y mi propia comprensión intuitiva de los complejos sentimientos de Max", recordó.

Felder añadió: "Las letras de Kate Bush pueden significar cosas muy diferentes para diferentes personas. Frente al doloroso aislamiento y alienación de Max de los demás, un 'trato con Dios' podría reflejar de manera desgarradora la creencia implícita de Max de que solo un milagro de comprensión improbable y muestra de apoyo podría ayudarla a escalar las colinas de la vida ante ella. En la situación de Max, la necesidad de un 'trato con Dios' tal vez pueda entenderse metafóricamente como un grito desesperado de amor, para manifestar la comprensión y el apoyo extraordinarios que Max necesitaba mientras se sentía tan dolorosamente sola".

Después de que letra e historia comenzara a encajar, la supervisora musical tuvo que embarcarse en un objetivo incluso más difícil: conseguir que Kate Bush, alejada de la vida pública hace décadas, y Sony la autorizaran a que "Running up that hill" fuese parte de la cuarta parte de "Stranger things".

Las discusiones se iniciaron antes de la llegada de la pandemia del coronavirus. Kate Bush revisó guiones, escenas y el uso específico que se le daría a la canción. "Ella es selectiva cuando se trata de licencias" de su música, comentó Felder.

Afortunadamente, el trabajo de la profesional fue igual de importante que el hecho de que la británica fuese fanática de la serie.

Nora Felder tenía un plan B en caso de que Bush no aceptara, pero no fue revelado qué artista de los 80' pudo haber tomado su lugar.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Música Series Kate Bush Stranger Things