Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 21 de abril de 2014

Twitter en Turquía

Imagen foto_00000001

Amnistía Internacional denunció al gobierno turco de llevar a juicio a 29 personas, por haber enviado mensajes en Twitter durante las protestas del Parque Gezi de junio del año pasado. El pretexto para ejercer esta acción es que los tweets incitaban a las personas "a quebrantar la ley".

El juicio se suma a los intentos del gobierno turco para bloquear el servicio en el país. Una vez que la justicia turca determinó que el bloqueo a Twitter era improcedente, YouTube se convirtió en el siguiente servicio en ser censurado.

Dada la utilidad de las aplicaciones basadas en Internet para documentar abusos policiales durante las protestas y para difundir información que no es transmitida a través de los medios de comunicación tradicionales, el gobierno de Turquía se ha propuesto censurarlas. Es por esto que planea llevar a juicio a 29 personas de entre 19 y 36 años.

Para hacerle saber al gobierno turco y a los 29 implicados que el mundo se encuentra atento al juicio, Amnistía Internacional propone tres acciones para llevarse a cabo en Twitter:

  1. Retwittear el mensaje de uno de los demandados, que ha sido utilizado como evidencia para el caso. Por cierto, juzguen si hace un llamado a violar las leyes:
  2. Escribirle al Primer Ministro turco para hacerle saber que intercambiar información en Twitter no es un delito, como tampoco lo es twittear pidiendo ayuda en caso de abusos policiales ni llamar a la gente a manifestarse pacíficamente contra estos abusos.
  3. Enviar tweets de apoyo utilizando los hashtags #IzmirTwitterCase y #dropthecharges (algo como #CasoIzmirTwitter y #retirenloscargos)

Vale la pena seguir de cerca este caso, que representa una variante a la censura que se pretende implantar en Turquía y otros países, en contra del ejercicio de derechos digitales. Posiblemente, los gobernantes que coinciden con esta ideología se han dado cuenta que técnicamente, el bloqueo de servicios es poco efectivo, mientras que la vía judicial se convierte peligrosamente en una alternativa real para ejercer la censura.

SEGUIR LEYENDO