Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de junio de 2015

Invierno y bajas temperaturas: una mala combinación para la piel seca

La piel seca es resultado de una baja lipídica y deshidratación en el cuerpo. Una condición que aumenta en invierno, cuando las duchas son excesivamente calientes y la ingesta de líquido disminuye notoriamente.

Cuidar la piel y prepararla para los meses de más frío, debiese ser una constante. Sin embargo, tendemos a pensar que la resequedad es propia del verano por el exceso de sol. Si bien en verano hay que protegerse, en invierno la sequedad de la piel es muy frecuente. Estas son algunas maneras que tenemos para cuidarla de manera casera y natural.

1.- Usar aceite de oliva como hidratante de piel.

Imagen foto_00000005

2.- El germen de trigo es una fuente de vitamina E que es comúnmente utilizado para mantener el equilibrio nutricional.

Imagen foto_00000003

3.- Para la piel reseca o partida es muy conveniente aplicar, como si fuera una crema, el puré de zanahoria frío.

Imagen foto_00000004

4.- Plátano: un botox natural que se puede aplicar como máscara sobre la piel.

Imagen foto_00000006

SEGUIR LEYENDO
Tags: Cuidado de la Piel Cuidado Personal Mujeres Piel Rostro salud