Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 13 de enero de 2016

FOTOGRAFÍA | El retrato de un recién nacido y su placenta que conmueve a las redes sociales

La fotógrafa y matrona Emma Jean Nolan publicó una imagen de su guagua, minutos después de haber nacido, con su cordón umbilical intacto y unido a su placenta.

(Fuente: CNN Español) - La imagen a blanco y negro compartida por la fotógrafa Emma Jean Nolan muestra a un recién nacido acostado al lado izquierdo de su placenta que todavía está conectada a él a través del cordón umbilical con el que se ha escrito la palabra 'love' (amor). Nolan publicó la fotografía en su página de Facebook explicando la importancia de la placenta en la cultura maorí.

"Bienvenido a la vida, pequeño y dulce Harper. Como un bebé maorí su placenta será devuelta a la tierra", escribió la fotógrafa, quien también es matrona de profesión. Para la cultura maorí, a la que ella pertenece, es importante enterrar tanto el cordón umbilical como la placenta para establecer la conexión que tendrá de por vida con la madre naturaleza.

"Y tú, ¿cómo honraste tu placenta?" pregunta Nolan al final de su publicación, lo que llevó a cientos de mujeres a compartir las historias de lo que habían hecho con las placentas de sus hijos. La fotografía se volvió viral y ha sido compartida miles de veces.


Welcome earthside sweet little HarperAs a Maori baby his placenta will now be returned to the land. The word 'whenua'...

Posted by Emma Jean Photography on sábado, 2 de enero de 2016

Como era de suponerse, la imagen abrió el debate entre los usuarios. Mientras algunos comentaron que como símbolo de una nueva vida habían enterrado la placenta de sus hijos y habían plantado un árbol en ese lugar, para otros, la fotografía resultó desagradable e incluso un riesgo para el menor, pues retirar la placenta del útero de una mujer puede tomar varios minutos.

Algunos comentarios fueron más allá y hablaron de la tendencia que desde el año pasado se ha hecho popular entre los alumbramientos de las celebridades: después del nacimiento la madre come la placenta o bien la transforma en píldoras. Se cree que consumirla puede ayudar para una mejor lactancia y hasta evitar la depresión posparto. Sin embargo, no hay evidencia científica que apoye estas afirmaciones.

SEGUIR LEYENDO