Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 2 de marzo de 2016

BUENAS IDEAS | Cómo elaborar repelentes caseros

No son para prevenir el Zika, sino para esos simples mosquitos que a veces molestan cuando comemos al aire libre.

→ Repelente con manzanilla
Toma dos cucharadas de manzanilla seca y prepara una infusión con medio litro de agua hirviendo. Lo mezclas y espera 6 horas a que repose. Pasado ese tiempo, cuela y vierte el contenido en un envase con pulverizador -los clásicos de peluquería o de limpia vidrios-. Aplica la mezcla en los lugares donde no quieres que lleguen los mosquitos y, si lo deseas, en tu propia piel.

Imagen foto_00000003

→ Repelente con clavo de olor
En este caso, debes tener una botella de alcohol, medio frasco de aceite orgánico para bebé y 30 clavos de olor. Deja todo junto a reposar por unas horas y luego espárcelo en tu cuerpo con un algodón.

Imagen foto_00000001


→ Repelente de almendras
Mezcla 100 ml. de aceite de almendras y 20 gotas de esencia de albahaca más 20 de esencia de geranio. Este repelente es especial para la piel, pues no la reseca. Muy recomendable para niños y bebés.

Imagen foto_00000002

SEGUIR LEYENDO