Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 18 de noviembre de 2015

COCINA | 3 Formas de ocupar el vino para preparar deliciosos platos

Tres recetas: como salsa para picotear, como ingrediente en un queque y como espesante de sopas.

COMO SALSA PARA PICAR

Existe una infinidad de vinos dulces para disfrutar después de comer, pero que además son perfectos para usarlos en preparaciones. Por ejemplo, puedes preparar una salsa y lo mejor es que es tan fácil como poner unas cuantas copas de vino al fuego en una ollita y añadir azúcar. Espera a que se forme una salsa unifome, que ambos ingredientes estén bien mezclados. Luego, retira el sartén y sirve la salsa caliente. Tus invitados te celebrarán si la sirves para acompañar picoteos como palitos de ajo, alitas de pollo, empanaditas o lo que se te ocurra. Acá un video que explica como hacerla, a la perfección.
  
COMO INGREDIENTE EN POSTRES

El vino también se puede ocupar como un ingrediente más de una receta, no solo como salsa. Por ejemplo, en los postres. Muchos bizcochos de torta están empapados en vino y hay chocolates que también lo tienen como uno de sus componentes porque aporta textura. En el siguiente video, una receta para preparar una torta negra, postre tradicional de Colombia, que está bañada en vino tinto dulce y ron. 



COMO ESPESANTE DE LAS COMIDAS

El vino, por el azúcar que contiene, una vez que se pone al fuego, actúa de espesante natural. Aunque habría que elegir correctamente el vino según el tipo de plato que se está preparando, bien es cierto que funciona muy bien para espesar salsas y sopas que no nos han salido cómo esperábamos. Además, respecto a las harinas o espesantes artificiales, no deja rastro y no será difícil hacer que se mezcle con el producto al tratarse de un líquido.

SEGUIR LEYENDO