Click ac� para ir directamente al contenido

Miércoles 2 de septiembre de 2015

MUJERES LINDAS | Porque somos bellas a cualquier edad

El fotógrafo Ari Seth Cohen se pasea por las calles de NY no para retratar el street style de las jóvenes, sino el de aquellas mujeres que han pasado la cincuentena.

Basta con ver lo que ocurre en las semanas de la moda que se realizan en Nueva York, París o Milán: cientos de fotógrafos se agolpan en las afueras de donde se realizan los desfiles, para retratar a las invitadas que llevan los mejores looks. De las miles de fotografías que se generan en esos eventos y que luego son publicadas en internet surgen las famosas "it girls", aquellas jóvenes que de un día para otro se transforman en íconos de estilo.

Pero el fotógrafo Ari Seth Cohen, creador del blog Advanced Style, en vez de retratar a la lozanía y el atrevimiento juvenil de las mujeres que asisten a los eventos organizados por las marcas de moda, recorre las calles de Nueva York buscando a féminas con más edad, que tengan un estilo totalmente único y fresco. 


Sus modelos tienen entre 59 y 102 años, no esconden sus canas ni sus curvas, ni tampoco recurren a cirujanos para ocultar su edad. Van bellas por la vida vistiéndose como quieren hacerlo, con alegría, dignidad y elegancia. "Para mí, viejo no es una mala palabra -dice-, sino sinónimo de experiencia y sabiduría. ¿Por qué siempre tenemos que mirar a los jóvenes como íconos de la moda? ¿Por qué no miramos a gente que realmente sabe lo que hace?", pregunta en su libro homónimo publicado por PowerHouse Books.

La tendencia de visibilizar a las mujeres de más edad es una buena noticia. Una que mejora aún más cuando se observa que marcas relacionadas a la moda y la belleza, de a poco -quizás muy de a poco, pero algo es algo-, empiezan a aceptar que la belleza no es propiedad solo de la gente joven. Firmas como Céline, que escogió como rostro a la escritora Joan Didion, y MAC, que tiene a Iris Apfel como una de sus embajadoras, ya entienderon y lo están haciendo. 

SEGUIR LEYENDO