Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 8 de noviembre de 2021

Familia se aisló en Alaska para prepararse ante un eventual apocalipsis zombie

La madre del clan, Morgan Rogue, lleva 11 años preparándose para cualquier tipo de desastre.

Desde el cambio de milenio, mucho se ha hablado del famoso fin de la humanidad por diferentes factores: cambio climático, obsolescencia tecnológica o la caída de un meteorito.

Algunos, eso sí, se han atrevido a esbozar un eventual apocalipsis zombie como tesis. Como Morgan Rogue, una estadounidense de 37 años quien junto su familia se aisló en una zona rural de Alaska para prepararse ante un eventual desastre que pueda incluir este tipo de final.

Como reporta The Sun, su preocupación por el tema surgió en 2010, cuando por un corte de electricidad se quedó sin poder cargar su teléfono. Desde entonces, empezó a comprar y conservar latas con alimentos y otros productos de primera necesidad.

Luego, investigó más en este tipo de temas e involucró a su familia en un grupo de preparación ante catástrofes. Eso, también conllevó a mudarse hace un año a Alaska, donde se entrenan para sobrevivir frente a estos posibles escenarios.

"Cuando comencé a prepararme, fue específicamente para uno o dos tipos de desastres, pero a medida que continuaba preparándome e involucrándome en la comunidad, me di cuenta de que, si estoy preparado para un tipo de emergencia, estoy preparada para todo", dijo Rogue.

Actualmente, la familia tiene una granja donde plantan y crían animales para sus necesidades. Además, cuentan con alimentos enlatados y frutos secos para sobrevivir durante seis meses.

Por otra parte, tanto su marido como ella practican la caza, por si eventualmente necesitan recurrir a este tipo de prácticas para vivir.

"Trabajo constantemente para aprender nuevas habilidades y así depender menos de los demás. Odio comprar pan, así que hago el mío y me di cuenta de que necesitaba cultivar el grano, moler el grano y cosechar levadura silvestre para poder hacerlo", reconoció la mujer.

En su proceso también ha involucrado a sus hijos. "He hecho que mis hijos se involucren en la construcción de sus propias bolsas de seguridad, además de ayudar con el inventario desde que nacieron. Mis hijos mencionan temas de preparación todo el tiempo; los involucramos en todo lo que hacemos", señaló.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Estados Unidos