Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 23 de agosto de 2021

Comerse un completo te quitaría al menos 35 minutos de vida, según un estudio

Hot Dog

La investigación analizó el tiempo que se puede ganar o perder dependiendo el tipo de alimento que se consume.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, publicaron una lista con más de 5.000 alimentos incluidos en la dieta de la población local, clasificando su impacto nutricional y medioambiental y, al mismo tiempo, convirtiéndolo en tiempo de vida "ganado o perdido".

El estudio publicado en el sitio "Nature", tiene como objetivo informar y generar una línea de ayuda para que la población del país norteamericano logre una nutrición más saludable y con menos impacto para el planeta.

"Usamos los resultados para informar sobre sustituciones en dietas, que son reales y factibles (...) Encontramos que pequeñas y específicas sustituciones de comidas pueden conseguir beneficios nutricionales y una reducción en el impacto medioambiental", dice la investigación.

Desde 74 minutos de "pérdida de vida" hasta una ganancia de 80 minutos fueron los resultados que se obtuvieron, dependiendo de cada uno de los platos estudiados.

Como era de esperarse, bebidas azucaradas, completos y hamburguesas presentaron la mayor disminución de tiempo de vida, mientras que frutas, vegetales y cereales instantáneos fueron parte del grupo que mejores resultados obtuvo.

En específico, si consideramos el tradicional "hot-dog", este se puede transformar en casi 36 minutos de vida perdidos debido principalmente al "perjudicial efecto de las carnes procesadas". Si lo lleváramos al plano local, entonces, incluir la mayonesa de nuestro clásico completo italiano podría desminuir en un par de minutos más la relación.

Por su parte, comer 85 gramos de alitas de pollo impacta negativamente en 3,3 minutos de vida, mientras que maníes, salmón cocinado y arroz con porotos otorgaban una ganancia de entre 10 a 15 minutos.

En cuanto al impacto medioambiental, las comidas menos perjudiciales fueron los frutos secos, frutas, vegetales, legumbres y algunas comidas de mar, mientras que las carnes procesadas, el vacuno, cerdo y queso quedaron como las peores en este ámbito.

Según los autores, este estudio se diferencia de otros, ya que, "normalmente se busca diferenciar entre alimentos vegetales versus otros de origen animal, estigmatizando sobre los menos nutritivos y sustentables. Aunque los vegetales suelen rendir mejor, hay diferencias que deben ser reconocidas y advertidas".

Finalmente, los investigadores descubrieron que cambiar un 10% de la ingesta calórica relacionada a carnes y alimentos procesados por frutas, verduras y legumbres, podría tener impactos significativos en la salud de las personas, llegando incluso a 48 minutos de "vida extra" por día y un 33% menos de emisiones de carbono.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Vida Sana Comida