Click acá para ir directamente al contenido

Martes 23 de junio de 2020

Dueño de funeraria y protocolos por covid-19: "Se recomienda que asistan cinco personas, los familiares más directos"

En Esto no es Plaza Italia conversamos con Manuel Pavez, expresidente de la Asociación Gremial Nacional de Dueños de Funerarias.

Uno de los temas más comentados durante las últimas horas ha sido el protocolo que se utiliza para los funerales de las personas que fallecen con covid-19 en el país. Lo anterior a propósito de las dudas que dejó el funeral de Bernardino Piñera, donde participó el Presidente de la República, Sebastián Piñera, y la Primera Dama, Cecilia Morel. 

En ese contexto, la mañana de este martes, Marco Silva y Marcelo Comparini conversaron con Manuel Pavez, empresario del rubro y expresidente de la Asociación Gremial Nacional de Dueños de Funerarias.

Si bien el protocolo señala que la asistencia está restringida al núcleo directo del fallecido con un número máximo de 20 personas, Pavez señaló lo siguiente: "A la pena no le podemos poner una ley, lamentablemente. Si bien es cierto se sugiere, se recomienda, las menos personas posibles, ojalá sean cinco personas, que sean los familiares más directos, ojalá".

Manuel Pavez, lleva 54 años trabajando en el mundo funerario y comentó que "hay personas que son un tanto más queridas. Qué puede hacer uno cuando una persona te dice que quiere verlo, contra eso no existe ley que pueda frenar un sentimiento. Tomando las precauciones, siendo sanitizada como lo indica el protocolo, no hay ninguna posibilidad de que la persona fallecida vaya a contaminar".

Pavez, quien es miembro de la Mesa Nacional Covid, junto a representantes de cementerios y parques, sostuvo que "lo que hay que hacer es tener a la persona lo más pronto posible en la urna, sellar y luego le echamos amonio cuaternario por la orilla y esa urna no va a contaminar a nadie. A mí me preocupa no la urna, sino los familiares que tuvieron contacto directo con la persona si es que es un covid-19, porque esa persona puede ser contaminante, no el fallecido".

Aún cuando la recomendación es no abrir la tapa exterior del ataúd, Manuel Pavez aseguró que "una cosa es la tapa que va sellada en la parte interior, que es metálica que va con un vidrio y está absolutamente sellada, cosa de no ofrecer ninguna posibilidad de tener contacto con el exterior… La segunda tapa, que es la que está arriba, es la que generalmente la gente quiere abrir (...) Esa tapa no tiene nada que ver con el interior, no hay ninguna posibilidad de que desde el interior vaya a salir algo que pueda contaminar hacia afuera, porque eso está sellado herméticamente".

Escucha la entrevista completa acá:

SEGUIR LEYENDO