Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 17 de noviembre de 2014

Tres Pasos para ser Feliz

Imagen foto_00000001

Hace unos años Chade-Meng Chen, uno de los primeros ingenieros contratados por google, notó que muchos de sus colegas se sentían agobiados y descontentos en la oficina. Meng convenció a sus jefes de crear y encargarse de un curso que le enseñara a los empleados técnicas de mindfulness, o concienciación plena, para mejorar la inteligencia emocional e impulsar el bienestar.

Y es que Meng propone encontrar formas sencillas de tomar pausas durante el día y de ser conscientes de nuestra respiración. "Si resulta demasiado difícil, entonces no pienses en nada por un momento", bromea. Escribió un libro donde aborda los tres pasos para ser más feliz...Parte entonces por la respiración...Y Meng no es el único que sugiere que la meditación y la conciencia plena son buenas para nuestra salud mental. Un reciente análisis de 209 estudios encontró que contribuyen en el tratamiento de la depresión, la ansiedad y el estrés. La primera recomendación de Meng parece tener cada vez más asidero científico.

Segundo paso: "Lleva un registro de momentos alegres" Simplemente, mientras degustas un buen café, te ríes del chiste de un amigo o compras la camisa que querías, dite a tí mismo: "¡Tengo un momento de alegría!. Cuando nos pasan cosas negativas tenemos la tendencia de aferrarnos a ellas, mientras que las buenas son más rápidas y efímeras. Meng sostiene que al reconocer conscientemente las buenas, aumentamos las probabilidades de hacer un balance positivo y concluir que fue un día feliz.

Y el tercer paso: "Deséale felicidad a otras personas" Según Meng, los pensamientos altruistas nos benefician porque dar nos proporciona una gran alegría, incluso más que recibir. Argumenta la necesidad de mostrar más compasión en nuestras vidas, "la generosidad es una fuente sostenible de felicidad".

Para muchos los tres pasos de Meng pueden ser obvios y simplistas. Sin embargo, él comparó sus consejos a mostrarnos cómo se hace un ejercicio de flexión de brazos en el gimnasio. Sabes que te hace bien, pero tienes que hacer el ejercicio todos los días para obtener resultados.

SEGUIR LEYENDO
Ciencia Felicidad