Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 30 de junio de 2014

Spray Mundialero

Imagen foto_00000001

Innovación high tech en el Mundial, el spray que usan los árbitros llama la atención por su sencillez: parece una crema de afeitar que se coloca sobre el césped, excepto que a diferencia de esta, la espuma desaparece como por arte de magia

¿Qué es este llamativo producto? Se trata del "aerosol evanescente" 9.15 Fair Play, una espuma especial que fue creada por dos hombres cuyos países son grandes rivales en el campo de juego: un argentino y un brasileño.

Pablo Silva, el argentino, tuvo la idea de crear el aerosol una noche de 2002, tras haber disputado un partido amistoso en el que fue expulsado por haberse quejado de que la barrera se había adelantado cuando él pateó un tiro libre.

Fue así como se contactó con su tío, un químico, para pedirle que inventara algún producto que pudiera servir para ese propósito. Pasaron cuatro años y dos químicos más, hasta que lograron dar con la fórmula perfecta.

Cuando Silva patentó el producto en Argentina, en 2006, se enteró de una noticia que a primera vista podía haber resultado en una dura batalla comercial: un hombre en Brasil, Heine Allemagne, había tenido la misma idea que él y había patentado una espuma similar en 2000. Pero lejos de empezar una rivalidad, los vecinos latinoamericanos decidieron unir fuerzas y lanzaron como socios el aerosol.

Más allá de la fórmula secreta del aerosol, que permite que desaparezca en un plazo de entre 45 segundos y 2 minutos, la clave del spray está en cómo se usa: en días de lluvia se debe aplicar de forma gruesa y lenta, para evitar que se desintegre con el agua. Sino, de forma rápida y desde más alto, para que la marca se borre con rapidez.

En este mundial, el aerosol recibió un respaldo cercano al 90%. Si bien Silva no quiso precisar cuánto facturan por la fabricación de los aerosoles, lo cierto es que los números de venta son bajos: el máximo consumidor del spray hoy en día es la AFA, que sólo requiere 5.000 unidades por año, a uno costo de cerca de US$5 por unidad. Por ello, el éxito comercial de este producto dependerá enteramente de cuán extenso se hace su uso después del Mundial.

Una vez más la palabra decisiva la tendrá la IFAB, que deberá decidir después del Campeonato de Brasil si de ahora en más el spray será requisito para todas las ligas del mundo.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Spray

Te puede interesar