Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 17 de octubre de 2014

Mealsurfing

Imagen foto_00000001

Esto es como un "gente que busca gente" pero con una temática exclusivamente gastronómica. Redes sociales, como Facebook, conecta a los amantes de la comida e todas partes del mundo. La tendencia ya fue bautizada con el nombre de "mealsurfing", inspirada en el coachsurfing. De acuerdo con un estudio de mercado de la agencia de publicidad J.Walter Thompson, el mealsurfing es una de las tendencias de 2013-2014 relacionadas con el aumento de servicios de hospitalidad globales, como el carsharing (compartir autos) y el intercambio de departamentos.

La idea es que las pasiones de cocinar y comer se unan en una mesa multiétnica y que todos salgan ganando. Por ejemplo, un alemán aficionado a la gastronomía con domicilio en algún barrio de Berlín, que no necesariamente tiene que ser cocinero profesional, puede organizar una comida en su casa, publicarla en alguna de estas redes sociales, definiendo menú, precio y cantidad de comensales. Un sibarita chileno o tailandés que está de visita en tierras germánicas puede anotarse, reservar y terminar comiendo goulash en el comedor de un berlinés desconocido. Y todos contentos: el primero derrocha sus ganas de alimentar a la sociedad y se gana unos pesos; y el segundo se lleva una experiencia nueva y despunta las ganas de comer sentado a la mesa junto a otros extraños hermanados sólo por el amor a la comida.

Hoy se multiplican las redes sociales en el mundo dedicadas a unir mesas y comensales de distintas latitudes. Kitchenparty.org fue la que inauguró este concepto a fines de 2011, pero la tendencia surgió con fuerza en Estados Unidos a partir del lanzamiento del sitio Kitchensurfing.com, que funciona en Nueva York, Boston y Berlín. Entre las más destacadas se encuentran Mealsharing.com, con eventos en China, Noruega o Sudáfrica; Homedine.com, que se destaca por sus reuniones en Israel; y Eatwith.com, con mayoría de usuarios en Nueva York y España. El fenómeno fue retratado por notas en el New York Times, en el The Wall Street Journal y en la revista Fast Company, entre otros..

Hacia el futuro, se prevé incluir no sólo cenas, sino también almuerzos, brunchs, desayunos y tés, además de comidas temáticas en la que el idioma, la música, la literatura, el cine o las costumbres sean protagonistas.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Gastronomía