Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 25 de agosto de 2014

La Pintana una comuna ecológica

Imagen foto_00000001

La Pintana es una de las 10 comunas con mayor victimización en la Región Metropolitana. Según la última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana, más del 50% de los vecinos no se siente seguros en sus barrios.

Pero La Pintana, ubicada en el sector sur de la capital, habitualmente asociada a precariedad, donde pocas veces puede separar su nombre del concepto de "comuna periférica", tiene otras cifras que mostrar.

Unas que la ubican en la vanguardia ecológica del país, obteniendo premios y sirviendo de ejemplo para otras ciudades. El 30% de los vecinos recicla sus desechos vegetales, siendo la única comuna en Santiago que lo hace; el 25% de su flota de camiones recolectores de basura se mueve con biodiésel obtenido de la reutilización del aceite de cocina desechado; inició un programa que tiene a cientos de familias con huertos en los jardines de sus casas; en 2012 se transformó en el primer municipio en obtener el Nivel Excelencia del Sistema de Certificación Ambiental Municipal. La Pintana es, por sobre las frías estadísticas, una comuna verde.

Es un proceso que comenzó hace 20 años y que ha pasado casi inadvertido. Estas iniciativas han nacido bajo el alero de la Dirección de Gestión Ambiental (Diga), y hubo dos hitos que impulsaron todo: la construcción de plazas participativas en los 90 y el inicio del plan de reciclaje de vegetales en 2005. "La comuna fue una de las primeras en construir plazas con los vecinos: la municipalidad ponía los materiales y el diseño y ellos la mano de obra. Esto permitió aumentar el número de áreas verdes, pero, además, generar un arraigo en la comunidad", relata.

Esa participación ciudadana ayudó para que otros programas, como el del reciclaje de vegetales, se enraizara con facilidad entre los pintaninos. Tras confirmar mediante estudios que el 50% de la basura generada por la comunidad era de origen vegetal, se decidió reciclarla", y los restos vegetales domiciliarios son llevados a un predio de dos hectáreas. Ahí se unen a las ramas podadas de los árboles de las plazas públicas y, luego de que ese material es chipiado, se deja reposar por tres meses, generando un compost de que es usado en viveros o en áreas verdes comunales.

Actualmente se recolectan cerca de 35 toneladas diarias de residuos vegetales.

La Pintana, este año cumplirá 30 años desde su fundación, y nació como una comuna receptora de cientos de familias de tomas erradicadas de Vitacura, Las Condes y sectores rurales de Puente Alto. (Fuente: La Tercera)

Más allá de los estigmas, qué opinas de que La Pintana sea la comuna más verde de Santiago?

SEGUIR LEYENDO
Comuna Ecológica

Te puede interesar