Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 13 de agosto de 2014

La Guerra Real

Imagen foto_00000001

Una drástica medida fue la que tomó el periodista y profesor universitario Carl-Magnus Helgegren, quien en su intento por evitar que sus hijos jueguen al popular videojuego bélico Call of Duty, decidió llevarlos a la zona de Golan Heights en Israel, mostrándoles en vivo los horrores de una guerra real.

Así, en su viaje junto a sus dos hijos de 10 años, el sueco tuvo la oportunidad de ver directamente los campos de refugiados palestinos y las tragedias que azotan esa región, entregando sus vivencias en su blog personal. De acuerdo a su relato, la idea era mostrarles la cruda realidad del día a día y luego dejarlos que tomaran su propia decisión, si jugar al juego o no.

Según Helgegren, la obsesión de sus hijos por el juego los hacía escaparse a casa de sus amigos y revisar por horas videotutoriales en YouTube, donde se mostraban estrategias para aniquilar enemigos con certeros disparos en la cabeza.

¿El resultado del "experimento"? claramente los niños declinaron querer jugar al título de guerra para consolas, aunque recibió varias críticas por el nivel de trauma al que los expuso. Ante ello, respondió que "si bien los juegos no son malos, el nivel de vida y lujo que tenemos en Europa nos obliga a educarnos a nosotros mismos y a no ser unos zombies que sólo juegan videojuegos y comen comida chatarra".

Asimismo, indicó que en el caso de los suecos, "los videojuegos son una buena niñera, aunque los padres seguimos siendo muy permisivos", admitiendo que en su tiempo también disfrutó juegos sangrientos como Doom o Wolfestein. La diferencia es que en ellos, la calidad gráfica era bastate menor y todo parece parte de una caricatura.

Recordemos que Call of Duty es una de las sagas de videojuegos más populares del mundo, y su trama varía entre distintas épocas mostrando con un alto nivel de realismo gráfico las guerras alrededor del mundo. Su clasificación recomendada para usuarios es de mayores de 16 o 18 años. (Fuente: La Tercera)

Y tú, tomarías una decisión asi con tus hijos?

SEGUIR LEYENDO
Tags: Guerra

Te puede interesar