Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 5 de junio de 2014

Infidelidad

Imagen foto_00000001

Un grupo de investigadores de la Universidad de Florida relaciona el narcisismo con la infididelidad en las primeras etapas del matrimonio: «El narcisismo sexual (algo así como la auto-imagen de las capacidades sexuales) está positivamente relacionado con la infidelidad», sostienen, después de haber examinado las respuestas de 123 parejas.

Según otros estudios, es posible hablar de genes de la infidelidad, pues el comportamiento depende en parte de las variaciones genéticas relacionadas con la motivación y las rutas de recompensa en el cerebro. Investigadores de la Universidad de Binghamton han descubierto un gen muy variable que parece ser influyente a la hora de modular lo infiel que es una persona. Según explican, la selección natural escoge una u otra variante del gen en función de lo ventajosa que es la monogamia. La frecuencia de los orgamos fingidos también estaría relacionada con la infidelidad femenina y una menor satisfacción en las parejas.

Puede parecer obvio, pero hombres y mujeres suelen percibir de distinta forma la infidelidad. Los estudiosos dicen que para los hombres la infidelidad más importante es la sexual y que para las mujeres es la emocional. Y, por ejemplo, mientras que el 90 por ciento de las mujeres consideran que darse un beso es ser infiel, esta proporción es del 75 por ciento entre los hombres.

Según los datos que la empresa de contactos Ashley Madison que ha recopilado con 172.000 usuarios de Estados Unidos, «el 68 por ciento de los adúlteros comete infidelidades en el trabajo, y hay momentos predilectos. Según dicen, los miércoles por la tarde son los días favoritos para tener aventuras.

¿Por qué ser infiel?

El 44 por ciento de las mujeres infieles lo hace porque se siente atraida por la otra persona, mientras que el 33 lo hace para sentirse deseadas. En los hombres se trata de una cuestión de sexo: el 48 por ciento dice que lo hizo porque «quería más sexo», y el 47 porque «quería más variedad».

SEGUIR LEYENDO
Infidelidad

Te puede interesar