Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 16 de junio de 2014

El cerebro cambia con la paternidad

Imagen foto_00000001

La web livescience.com elaboró un listado de las cinco cosas que cambian en el cerebro de los hombres, quiéranlo o no, cuando crían a sus hijos.

1) Los hombres adoptan los mismos patrones de participación cognitiva y emocional que se observa en las madres. Un estudio demostró que el nivel de activación de redes cerebrales vinculados con el procesamiento emocional y la compresión social era similar entre madres que eran la cuidadora principal del bebé.

2) Como el embarazo, el parto y la lactancia causan cambios hormonales en las madres, los hombres también viven los propios. Los padres experimentan un aumento en las hormonas estrógeno, la oxitocina, prolactina y glucocorticoides según los estudios realizados por la Universidad de Princeton. Al parecer sería el contacto con la madre y el niño lo que genera estos cambios. Los papás que muestran más afecto hacia sus niños también tienden a tener niveles más altos de oxitocina.

3) Recibir dosis de esta hormona puede ayudar a los padres a desarrollar el instinto de cuidado infantil. Investigadores encontraron que la inhalación de una dosis de la famosa "hormona del amor" tenía como efecto padres más comprometidos mientras jugaban con sus hijos e hijos más sensibles a ese cambio.

4) La paternidad afecta a los hombres a nivel neuronal. El nacimiento de un hijo parece inducir el desarrollo de nuevas neuronas en el cerebro de los padres. Los investigadores dicen que estas nuevas neuronas se pueden desarrollar en respuesta a lo que los científicos llaman riqueza ambiental, es decir, la nueva dimensión que el niño trae a la vida de un padre.

5) Aunque en general se le considera un "instinto maternal", un estudio reciente sugiere que, los papás son tan buenos como las mamás en reaccionar a la voz y llanto de sus bebés. Un grupo de investigadores les pidió a un grupo de padres que detectaran el grito de su hijo entre cinco bebés. En promedio, los padres reconocieron a sus hijos alrededor de un 90% de las veces, cifra similar a la de las mamás que también hicieron la prueba.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Cerebro