Click acá para ir directamente al contenido

Martes 27 de mayo de 2014

Casas ecológicas

Imagen foto_00000001

El hecho de que los espacios en los que trabajamos, descansamos y buscamos refugio, pueden ser también una amenaza para nuestra propia supervivencia, es para reflexionar. Las construcciones residenciales y comerciales contribuyen con cerca del 25% de las emisiones globales de CO2 cada año, según indica el Panel Internacional sobre Cambio Climático. Iluminación, calefacción y aire acondicionado conforman un trío profano de actividades que contribuyen masivamente al calentamiento global, con todos los eventos climatológicos extremos y el daño a los recursos naturales que trae consigo.

Cerca del 60% de los edificios actuales estará en pie de aca al 2050, condenándonos a esta ineficiencia por décadas. Como derrumbarlos a todos y comenzar de cero no es una opción, modernizarlos -agregando dispositivos y tecnologías de gestión que ahorren energía- es la única alternativa.

Por ejemplo, John Christophers, transformó su casa de dos piezas y una terraza -construida en Birmingham, Inglaterra, hace 170 años- en una edificación ejemplar de cuatro cuatros que no emite ningún gas contaminante. Creando una suerte de piel hermética alrededor de la casa, incorporando paneles solares fotovoltaicos, y mejorando profundamente la eficiencia térmica usando triple vidrio y lo último en materiales aislantes, Christophers transformó su "vieja casa" en una que ahorra casi US$2.000 en cuentas. El arquitecto también utilizó ladrillos de arcilla comprimidos hidráulicamente (que absorben e irradian el calor mejor que los tradicionales bloques de cemento) y pisos metidos a presión para ayudar en la retención del calor. Aunque Christophers no reveló el total costo del proyecto, aseguró que se pagará por sí mismo en los próximos ocho años.

La emprendedora y ecologista Amy Burgess levantó su casa no contaminante en cinco días. Los marcos de madera y los paneles aislantes de las paredes fueron prefabricados por el especialista alemán en casas ecológicas Baufritz y enviados, listos para usar, a East Sussex, en Inglaterra. "Construir una casa que no emite gases contaminantes es mi respuesta a los desafíos actuales que ha traído el cambio climático y a la necesidad de ahorrar energía", dice ella.

Esta clase de iniciativas se puede aplicar también a edificios comerciales, dice Bruno Gardner, director del grupo Low Carbon Workplace. Sistemas de control, revestimientos, formas naturales de enfriar y otras tecnologías pueden reducir la emisión de gases contaminantes en un 33%, añade. El próximo paso será la aplicación de sensores que permitan, por ejemplo, que la ventilación se adapte a lo largo del día a cuánta gente hay dentro del edificio.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Ecología