Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 24 de noviembre de 2014

Abrazoterapia

Imagen foto_00000001

Te sientes cansado empezando la semana? Algunos creyentes sostienen que los abrazos tienen un gran poder terapéutico, tanto así que de hecho existe una disciplina denominada abrazoterapia.

"No es sólo energía lo que se regala al dar un abrazo. Estás compartiendo un cúmulo de neurotransmisores desde tu cerebro (...) Una gran cantidad de químicos positivos se liberan en la corteza cerebral a la hora de dar un abrazo; entregar parte de tu humanidad, sin miedos, ni culpas, sólo por el placer de dar afecto, te conecta con la fuente de la creación: 'el amor'", explica, Patricia Valenzuela.

La coach e instructora de programación neurolingüística (PNL) agrega que los abrazos encierran una carga importante de dopamina, también llamada "droga del amor", la cual eleva la autoestima de las personas y les potencia el sentido de pertenencia. "Sientes que perteneces a una manada y que no estás solo, que tu emoción es aceptada y compartida, que te aceptan tan cual eres", señala.

Eso sí advierte que para que un abrazo realmente sea terapéutico, debe transmitir energía positiva. ""Abraza con limpieza y esa misma energía recibirás de vuelta. Limpia tu emoción y abraza sólo por el placer del contacto con otro ser espiritual, que está viviendo una experiencia humana", anima.

Inspirada en estos sentimientos, la estadounidense Lisa Kelly decidió fundar Indy Cuddles para ofrecer sesiones de abrazos a quienes lo necesiten. La mujer es una apasionada del contacto humano. Ofrece sesiones de 30, 60 y 90 minutos por 35, 60 y 90 dólares, respectivamente, pero antes de realizarla fija una reunión con el cliente, el cual debe ser mayor de 18 años. "Debemos encontrarnos por unos minutos para asegurarnos de que ambos estamos cómodos (...) Nos encontraremos en un lugar público, como una cafetería, un parque, un restorán, etc.", explica en su página web, y agrega que el objetivo de la reunión previa es tener la oportunidad de que cada uno aclara las inquietudes que pueda tener. Asimismo, el cliente debe firmar un contrato en el que manifiesta su acuerdo con las condiciones que en él se establecen

Lisa recomienda a sus clientes vestir algo cómodo durante las sesiones, como pijama, jeans y una polera, shorts, etc.¿Qué ocurre durante las sesiones? Terapeuta y cliente pueden sentarse, acostarse o adoptar una posición intermedia; pueden tomarse de las manos y conversar sentados en un sofá; tenderse en una cama y ponerse en posición "cucharita", etc. "Hay un sinnúmero de variaciones de esto, pero todas requieren que el cliente se sienta cómodo, relajado y perciba el tipo de amor que una madre le da a un niño", complementa Lisa. (Fuente: Emol)

SEGUIR LEYENDO
Tags: Abrazos Bienestar