Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 15 de junio de 2020

¿Realmente funcionaba? La verdad sobre 'Hugo', el popular videojuego que supuestamente 'se jugaba por teléfono'

Una dosis de nostalgia para los niños noventeros.

Si fuiste niño o joven (o, hey, adulto) en los 90s, es muy probable que alguna vez hayas soñado con participar de 'Hugo'. El formato del programa, exportado desde Dinamarca, era tan innovador como irresistible: Si eras seleccionado para participar, alguien de la producción te llamaba a tu teléfono fijo y te daba la posibilidad de jugar el videojuego de 'Hugo', en vivo, desde la comodidad de tu casa.

¿Cómo iba el asunto? Bueno, el duende titular y protagonista del videojuego era controlado con los botones del teléfono, los cuales el participante debía apretar para evitar que Hugo cayera en hoyos, trampas u obstáculos. 

Como es lógico, una vez que estuvimos más grandes, varios empezamos a preguntarnos cómo es que la tecnología hacía esto posible. Después de todo, era Chile de mediados de los 90, y controlar a Hugo desde el teléfono sonaba como algo realmente tecnológico. Incluso empezó a correr el rumor de que los participantes no jugaban realmente, y era alguien en el estudio controlando al famoso mono.

Bueno, para que puedan dormir tranquilos: Ustedes realmente estaban jugando 'Hugo' en TV abierta a través de su teléfono. La versión chilena de 'Hugo' usaba una variación de la tecnología implementada por ITE Media, los creadores daneses del juego, para permitir que los espectadores interactuaran con lo que veían en la pantalla. Básicamente, habían computadores procesando la información.

¿Cómo, te preguntas? Bueno, por el tono del teléfono. Los teléfonos digitales, apenas empezando a popularizarse a comienzos de los 90 en Chile, tienen distinta frecuencia sonora para cada tecla, lo que era transformado por las computadoras en instrucciones para el videojuego ¿El problema? Hugo no era particularmente exacto en su reacción, por lo que varios jugadores perdieron por demora de respuesta a la hora de apretar los números.

Si bien se instaba a los jugadores a apretar el 5 antes de empezar, para calcular la demora entre toque y respuesta, el territorio chileno hacía que fuese más difícil jugar 'Hugo' si estabas muy lejos del lugar de transmisión. Por otro lado, los teléfonos de 'rueda' eran absolutamente descartados.

En fin, ahora lo saben: 'Hugo' era real, y era mágico.

SEGUIR LEYENDO

Te puede interesar