Click acá para ir directamente al contenido

Martes 16 de junio de 2020

La triste historia de Rui Torres, el conductor de 'Art Attack'

El hombre que le enseñó a miles de niños a sacar su artista interior tuvo un terrible final.

"No hace falta ser un experto para ser un gran artista". La frase con la que Rui Torres cerraba cada edición de 'Art Attack' le enseñó a miles de niños a explorar sus impulsos artísticos sin miedo a fracasar o no ser lo suficientemente bueno. El programa infantil marcó a toda una generación de pequeños creativos, y la sonrisa y carácter lúdico de Torres siempre fue una razón para sintonizar cada vez que se pudiera para ver con qué creaciones artísticas nos sorprendía.

Lamentablemente, la historia personal del conductor es mucho más trágica que lo que su afable personalidad indicaba. A diferencia de Steve de 'Las Pistas De Blue', las leyendas urbanas acerca de Torres son ciertas: El hombre falleció en el 2008, y su vida antes de eso estuvo marcada por la tragedia.

Torres condujo 'Art Attack' entre el 2000 y el 2002, optando por renunciar al show para así terminar sus estudios en Ingenería y poder dedicarle más tiempo a su familia. Fue en este período que recibió un golpe del que jamás podría recuperarse: Su hija de 2 años murió producto de una pulmonía, sumiendo a Torres en una profunda depresión.

En el 2008, medios internacionales comenzaron a reportar el fallecimiento del conductor, aunque la causa de muerte difirió entre reportes: Unos aseguraron que se había quitado la vida, mientras que otros apuntaban a una sobredosis accidental de medicamentos. Sin embargo, los reportes coincidieron en que Torres nunca pudo recuperarse de la muerte de su hija, desencadenando los eventos que llevaron a su propio fallecimiento.

Un triste final para alguien que hizo tan feliz a niños de todo el mundo. Hoy lo recordamos con cariño por todo lo que nos enseñó.

SEGUIR LEYENDO