Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 24 de abril de 2020

Guionista de Volver al futuro cierra eterno debate por supuesto error en la trama de la película

Se zanjó a discusión: la película es perfecta.

Luego de que en Twitter se reavivara el debate sobre un supuesto error en la trama de Volver al futuro, el guionista de la película, Bob Gale, salió al paso y zanjó cualquier tipo de discusión: no existe tal agujero en el argumento, es una película perfecta

La polémica resurgió a raíz de que en la red social los usuarios comenzaron a hacer listados de cinco películas que son perfectas y son ideales para ver durante la cuarentena. Uno de los que participó fue Marvel James Gunn, quien argumentó que "una película perfecta puede ser diferente de una película favorita o una gran película. Una película perfecta es algo que canta de principio a fin sin errores obvios, ya sean estéticos o estructurales. No hay fallas lógicas". 

Tras esto, Gunn mencionó Volver al futuro de 1985, sin embargo, cuestionó que los padres de Marty McFly no lo recuerden años después de que lo conocieran al inicio de su relación. 

"Volver al futuro podría ser imperfecta (¿por qué mamá y papá no recuerdan a Marty?), pero todavía argumentaría que es una película perfecta porque hay razones por las cuales esto podría concebiblemente sea ​​el caso (el tiempo se protege de desmoronarse, etc.). O tal vez estoy en la negación. Quién sabe", escribió Gunn. 

Lo anterior revivió la discusión y, consultado al respecto por The Hollywood Reporter, Bob Gale señaló: "Tengan en cuenta que George y Lorraine solo conocieron a Marty / Calvin durante ocho días cuando tenían 17 años. Así que, muchos años después, es posible que no recuerden cómo era aquel chico que los reunió en su primera cita".

"Le pediría a cualquiera que piense en sus propios días de escuela secundaria y se pregunte cómo recuerdan a un niño que podría haber estado en su escuela, incluso durante un semestre. O alguien con quien saliste solo una vez. Si no tienes una referencia fotográfica, después de 25 años, probablemente tendrías un recuerdo borroso", continuó Gale. 

"Así que Lorraine y George bien podrían pensar en lo gracioso que habría sido que conocieran a alguien llamado Calvin Klein, e incluso si pensaran que su hijo a los 16 o 17 años tenía algún parecido con él, no sería un gran problema. Apostaría a que la mayoría de nosotros podríamos mirar nuestros anuarios de la escuela secundaria y encontrar fotos de nuestros compañeros de clase adolescentes que tengan algún parecido con nuestros hijos", concluyó. 

SEGUIR LEYENDO