Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 25 de junio de 2020

FOTOS | El Niño Illuminati reapareció luego de cinco años de su gesto fundamental en la Copa América

Sebastián Cichero ahora tiene 15 años y aseguró que luego del torneo internacional "todo cambió".

Hace cinco años se hizo conocido y se transformó en un ícono pop tras hacer un particular gesto cuando Chile y Ecuador salieron a la cancha del Estadio Nacional para el partido inaugural de la Copa América 2015. El chileno Sebastián Cichero, quien entonces tenía nueve años, se convirtió en el fenómeno de las redes sociales, donde los usuarios lo denominaron el Niño Illuminati

Una vez terminado el torneo internacional, muchos aseguraron que la forma que el niño escolta hizo con sus manos fue fundamental para que Chile ganara por primera vez la copa.

Sebastián, quien actualmente tiene 15 años y vive en Concepción, reapareció y contó en conversación con RedGol cómo fue la experiencia de entrar a la cancha junto a los jugadores. "Tenía como 9-10 años, no me acuerdo bien, y cuando llegué ahí era todo bacán. Había una filita donde yo tenía que estar, pero nadie sabía donde iba la Roja. Entonces si tú te ponías a la derecha tenías posibilidades de quedar con Chile o con el otro equipo. Yo me corrí a la izquierda y me tocó con Ecuador, tuve terrible mala suerte", recordó Cichero. 

"Estaban todos ahí y yo súper sorprendido por verlos frente a frente, no me esperaba eso. Me encontraba súper nervioso y mirando para todas partes. Cuando subíamos para ir a la cancha justo vi Alexis Sánchez al lado mío y yo dije 'si no lo saludo ahora, no lo voy a saludar nunca' y le grité 'Aleeeexis' y me guiñó el ojo y dije 'no puede ser, me acaba de saludar Alexis', ahí todo cambió, fue sorprendente y nunca lo esperé", relató el joven. 

En la entrevista le preguntaron si tenía planeado hacer el gesto illuminati, a lo que contestó: "Yo tenía planeado hacer algo y dije 'seré niño escolta y lo más probable es que sea primera y última vez. Tengo que hacer algo'. Así quise hacer algo diferente. Yo sabía de los Illuminatis, pero casi nada. En el colegio con un amigo estabamos inventando saludos y a mí se me ocurre hacer el Illuminati poniendo el triángulo en el ojo".

"Mis amigos dijeron que era buena idea y ese fue nuestro saludo, tal cual. Ese día tenía que viajar a Santiago para ir a la Copa América y pensaba que tenía que hacer algo que marque la diferencia y se me ocurrió el saludo Illuminati para rendirle un tributo a mi amigo y que sepa que estoy acá. Vi pasar la cámara y ese fue mi momento, hice el triángulo y el dos con la mano", contó Sebastián. 

Sobre la repercución en redes sociales que tuvo su performance, Cichero comentó que "no esperaba que al gacer ese gesto iba a ser algo tan importante (...) Todo cambió. Después llegamos a Conce y fui al colegio. Todos me pedían fotos, los profes, todo el mundo. Yo no lo podía creer". 

SEGUIR LEYENDO