Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 25 de noviembre de 2013

Lo dijo en Tiempos Modernos

Imagen foto_00000001

Hoy lunes, conversamos con Jorge Navarrete, Analista Político y ex militante de la Democracia Cristiana, quien analizó los proyectos que sí podrá sacar adelante la Nueva Mayoría de acuerdo a cómo quedó conformado el parlamento, y cuáles le serán más difíciles de concretar: "Lo que probablemente la Nueva Mayoría podría hacer sin el concurso de la Oposición son sólo aquellas reformas que requieren una mayoría simple; me refiero básicamente a la reforma tributaria y a la reforma laboral. Sin embargo, para efectos de una buena parte de la reforma educacional y casi toda la reforma constitucional, se va a requerir del concurso de la oposición en un ambiente algo extraño". Respecto de los porcentajes que busca la Alianza para la segunda vuelta, Navarrete sostuvo: "El objetivo de Evelyn Matthei es acortar la cifra, hacer que esta derrota sea menos contundente y si pudiéramos ponerle un número diría que la cifra clave es llegar al 40%. Cualquier cosa menos que eso va a ser presentado como una amplia y contundente derrota". Finalmente, explicó bajo su mirada la reticencia del Partido Comunista de definir su participación en el eventual próximo Gobierno de Bachelet: "Como decía un ex ministro de Pinochet, hay quienes gustan de capitalizar las ganancias y socializar las pérdidas, o dicho en buen chileno, hay quienes les gusta comer sin sentarse a la mesa. Yo creo que algo de eso le pasa al PC. Se da cuenta ahora que cumplió el objetivo que el ingresar al Gobierno es pura pérdida. Enfrentado a un escenario de probables y seguras movilizaciones, el tener al PC institucionalizado dentro del gobierno con chaqueta y corbata, sin mucha calle, es un escenario que me imagino a ellos les complica".

Aquí puedes escuchar su entrevusta:

 

 

Además, Raphael Bergoeing, Superintendente de Bancos e Instituciones Financieras nos explicó por qué a su juicio la ley que buscar reducir la tasa máxima convencional no necesariamente implicará una salida de los usuarios del sistema: "Reducciones en la tasa máxima convencional como las que se están mencionando, que son significativas -podrían llegar incluso a 15 ó 17 puntos en los niveles actuales en el largo plazo-, son tasas que no deberían generar un impacto significativo en la bancarización. Pero también es cierto que eso es algo que tiene que ser evaluado en el camino, y por eso el proyecto contempla una reducción que después de una primera caída de 8 puntos, se sigue incrementando de manera gradual, de forma de tener tiempo e información adicional para ver el impacto que está teniendo; y lo segundo que es algo más bien conceptual, pero que uno nunca tiene que dejar de lado si está pensando en política pública, es que se estén haciendo otras cosas al mismo tiempo en Chile que favorezcan que este mercado funcione mejor. Y eso, entre otras cosas, significa favorecer que entren otros oferentes de crédito, no sólo los tradicionales, que le impongan competencia al sistema y presionen las tasas hacia abajo". Asimismo, detalló iniciativas que podrían aumentar la competencia y beneficiar a los clientes: "Hoy día en Chile tú tienes tarjetas de crédito que son instrumentos de pago muy importante. Estas tarjetas las emiten bancos y no bancos; por ejemplo las tarjetas del retail financiero. Sin embargo, las tarjetas de prepago son tarjetas en las cuales el Gobierno podría depositar pagos sociales o son tarjetas en las cuales puedes poner dinero y después usarlas para fines generales. Esas tarjetas de prepago sólo las pueden emitir bancos por ley en Chile".

Escucha aquí sus declaraciones:

SEGUIR LEYENDO