Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 26 de julio de 2021

Academia Coca Cola capacita a miles de dueñas y dueños de almacenes

En cada sesión se ofrece la oportunidad de conocer herramientas para acercarse a la digitalización.

En estos últimos años hemos aprendido que lo único constante son los cambios y no queda más que adaptarse y evolucionar. Persiguiendo este fin, Coca Cola Chile, en colaboración con Fundación Junto Al Barrio, creó la “Academia Coca Cola”, iniciativa que entrega capacitaciones virtuales y gratuitas a más de 3.500 almaceneros a lo largo del país con el fin de hacer crecer su negocio y adquirir herramientas técnicas e integrales.

Uno de los facilitadores de esta academia es el publicista Pablo Beas, Director de Inteligencia Creativa de la consultora Shopper Latam, quien ha visto de cerca el trabajo de comercios de barrio en países como Chile, Colombia y Argentina.

En su  trabajo descubrió que el almacén es un centro comunal. ”Antes de los celulares, por ejemplo, existía el teléfono del almacén y cuando te llamaban iban a buscarte a tu casa”, recuerda “El almacén se transformó en un nuevo medio de comunicación multisensorial, donde se puede ver, oír, oler y tocar en torno a una venta; por tanto, si implemento bien el local, va a funcionar bien”.

Beas detalla que los participantes de la academia aprenderán que un buen negocio siempre genera utilidades, por lo que hay que emprender todos los días: “Un almacenero no puede ser estático y tiene que estar inventando cosas nuevas siempre. Vamos a enseñarle a los almaceneros a vender más y mejor, a que más gente vaya al local”.

El publicista explica que es fundamental crear ocasiones de consumo en los que sus productos sean los protagonistas, para lo cual es importante desarrollar la capacidad de observación. “Un almacenero tiene que aprender a leer a su cliente”, dice. Además, no es bueno tenerle miedo a la digitalización. “La idea es abrirle los ojos al almacenero, que le pierda el susto a lo nuevo. Por ejemplo, la entrega a domicilio no tiene por qué llamarse ‘delivery’, basta con ponerle cariño y buscarle otro nombre: ‘Don Manolo a su casa’, por ejemplo”.

Uno de los objetivos de la Academia Coca-Cola es que almaceneras y almaceneros aprendan a mejorar distintos aspectos relacionados con gestión contable, liderazgo, marketing y conciliación de trabajo y familia. Para eso, Pablo Beas distingue tres puntos a potenciar para aumentar el desempeño y elevar las ventas de un almacén.

“Recomiendo ponerse en los zapatos de los clientes, analizar la iluminación, los olores y la música. Es importante crear ocasiones de consumo a través de la disposición de ciertos productos. Por ejemplo, hay productos de impulso que se ponen cerca del público, porque si un chocolate está frente de mí, es más fácil que lo tome que si lo ponen detrás de la caja”, explica el coach de la Academia Coca-Cola.

Más detalles de los contenidos de las clases los encontrarás en la plataforma de la Academia Coca-Cola.

SEGUIR LEYENDO