A falta de presos, Holanda convierte sus cárceles en hoteles

27/06/2017

A falta de presos, Holanda convierte sus cárceles en hoteles

Y ojo, que se trata de lugares lujosos, para convertirse en un "prisionero" del buen gusto.

Parece mentira. Mientras en algunos países de nuestra región los presos viven en estado de hacinamiento puro, en condiciones deplorables, en países como Holanda, la tasa de delitos es tan baja, que las autoridades han ordenado el cierre de 19 cárceles por quedarse, básicamente, sin reclusos.

Claro. Uno se imagina que una vez cerrada una cárcel, se solicita su demolición, porque, ¿quién querría vivir en un lugar antes ocupado por presos? Hay gente que lo haría feliz, luego de que algunos de esos sólidos edificios hayan sido restaurados, refaccionados y transformados en lujosos hoteles boutique.

Se han vuelto tan apetecidas las estadías en estos lugares, que un sin número de visitantes los han calificado como verdaderos "oasis de tranquilidad". Sin ir más lejos, el caso más emblemático es el del actual hotel Het Arresthuis ubicado en la ciudad de Roermond, cuyo nombre es el mismo del recinto penitenciario que fue hasta 2007, siendo en la actualidad uno de los más visitados y populares en sitios especializados de turismo.

Imagen foto_00000001

En total cuenta con 40 habitaciones aún en formato celda, de las cuales 12 son de lujo extremo.

 Imagen foto_00000002

Y tú, ¿te animarías a pasar una noche de lujo y elegancia en una ex cárcel?

Imagen foto_00000003

 

Cargando...